Posteado por: Javier | 14 diciembre 2008

Prólogo

(Final Anticipado)

 

Si una vez pudiera soñar y a la vez transformar y transportar mi ser a un libro que tiene las páginas completamente dispuestas hacia mí… entonces me convertiría en un cuento de páginas vacías, de páginas que llaman sin nombre y sin respeto.

Una noche me perdí entre dos interlíneas y nunca me volví a encontrar, intenté retroceder pero ya no existía el tiempo para que vuelva a empezar, ya no se como son las historias de comienzos, de finales… solo se de pesados y agotadores epicentros que no tienen personajes y burlan todo pensamiento racional, estoy arrancado de una página y sin embargo nadie se dio cuenta, se caen esas interlíneas sobre mi y mañana amaneceré sepultado por dos diálogos mediocres.. mañana seré el muerto sobre la alfombra en el siguiente capítulo. No me enseñaron a llorar, no recuerdo el comienzo y no se de finales pero es que conozco mi deceso y mi vuelo en que veo mi vida avanecerse en los ojos de algún victimario.. creo que estoy en mi castigo por ser tan auténtico, por favor no me lean.

Anuncios
Posteado por: Javier | 24 agosto 2008

Compositor en Fuga

Sin espacios, el compositor comenzó a llenar espacios, sintiendose completamente estafado por el tiempo y los silencios, prorrogó un momento demasiado quizas, "compositor" solo quizo ver por que pasaban las cosas, no llegó nunca a entender como algo podia ser como es. Su musica empezó a sonar, sus palabras comenzaron a callar, sus escritos quedaron tirados, y el telefono desparramado, mientras surgían acoples, acordes y solfeos. Comenzó a llorar, sintiendose apócrifo de si mismo, pensó en abandonar la sala, y dejar atras todos los relojes, ya todo tan gris y todo tan bien actuado, no creia en la realidad, no podía existir todo aquello que en algun momento eclipsó su sentido comun, hoy marcado por una tempestad silenciosa romipió por los acoples sin armonia, sinfonía estrepitosa y autodestructiva o sinceridad musical, hoy abandonaría el escenario y todo seguiría igual, mañana sguirá siendo el dia despues de hoy.
Tantos recuerdos, y no logra entender como puede ser que no encuentre sonrisa en alguno, "compositor" fue musica de sala para una habitacion vacía, pronto las ventanas se quebraron con un grito, moviendo el cabello de "compositor" que yacía sobre el suelo, para empezar una cancion increible, la que no tiene comienzo, y descononoce su fin, para dejar atras todos los relojes, sin acoples, sin armonia, simplemnente musica para abandonar la escena. "Compositor" finalmente completó su fuga, y su musica perduró, arpegios amanecieron y todo fue brillante, pero "compositor" no.
 
 
Javier ("compositor"?)
Posteado por: Javier | 24 abril 2008

Lucas, sus pudores

En los departamentos de ahora ya se sabe, el invitado va al baño y los otros siguen hablando de Biafra y de Michel Foucault, pero hay algo en el aire como si todo el mundo quisiera olvidarse de que tiene oídos y al mismo tiempo las orejas se orientan hacia el lugar sagrado que naturalmente en nuestra sociedad encogida está apenas a tres metro del lugar donde se desarrollan estas conversaciones de alto nivel, y es seguro que a pesar de los esfuerzos que hará el invitado ausente para no manifestar sus actividades, y los de los contertulios para activar el volumen del diálogo, en algún momento reverberará uno de esos sordos ruidos que oir se dejan en las circunstancias menos indicadas, o en el mejor de los casos el rasguido patético de un papel higiénico de calidad ordinaria cuando se arranca una hoja del rollo rosa o verde.

Si el invitado que va al baño es Lucas, su horror sólo puede compararse a la intensidad del cólico que lo ha obligado a encerrarse en el ominoso reducto. En ese horor no hay neurosis ni complejos, sino la certidumbre de un comportamiento intestinal recurrente, es decir que todo empezará lo mas bien, suave silencioso, pero ya al final, guardando la misma relación de la pólvora con los perdigones en un cartucho de caza, una detonación más bein horrenda hará temblar los cepillos de dientes en sus soportes y agitarse la cortina de plástico de la ducha.

Nada puede hacer Lucas para evitarlo; ha probado todos los métodos, tales como inclinarse hasta tocar el suelo con la cabeza, echarse hacia atrás al punto de que los pies rozan la pared de enfrente, ponerse de costado e incluso, recurso supremo, agarrarse las nalgas y separarlas lo más posible para aumentar el diámetro del conducto proceloso. Vana es la multiplicación de silenciadores tales como echarse sobre los muslos todas las toallas al alcance y hasta las salidas de baño de los dueños de casa; prácticamente siempre, al término de lo que hubiera podido ser una agradable transferencia, el pedo final prorrumpe tumultuoso.

Cuando le toca a otro ir al baño, Lucas sufre por él pues está seguro que de un segundo a otro resonará el primer halalí de la ignominia; lo asombra un poco que la gente no parezca preocuparse demasiado por cosas así, aunque es evidente que no están desatentas de lo que ocurre e incluso lo cubren con choques de cucharitas en las tazas y corrimientos de sillones totalmente inmotivados. Cuando no sucede nada, Lucas se siente feliz y pide de inmediato otro coñac, al punto que termina por traicionarse y todo el mundo se da cuenta de que había estado tenso y angustiado mientras la señora de Broggi cumplimentaba sus urgencias. Cuán distinto, piensa Lucas, de la simplicidad de los niños que se acercan a la mejor reunión y anuncian: Mamá, quiero caca. Qué bienaventurado, piensa a continuación Lucas, el poeta anónimo que compuso aquella cuarteta donde se proclama que:

No hay placer más exquisito

que cagar bien despacito

ni placer más delicado

que despues de haber cagado.

Para remontarse a tales alturas ese señor debía estar excento de todo peligro de ventosidad intempestiva o tempestuosa, a menos que el baño de su casa estuviera en el piso de arriba o fuera esa piecita de chapas de zinc separada del rancho por una buena distancia.Ya instalado en el terreno poético, Lucas se acuerda del verso del Dante en el que los condenados avevan dal cul fatto trombetta, y con esta remisón mental a la más alta cultura se considera un tanto disculpado de meditaciones que poco tienen que ver con lo que está diciendo el docotor Berenstein a propósito de la ley de alquileres.

 

 Julio Cortazar

Posteado por: Javier | 5 octubre 2007

Tormenta molesta

Pregunta, para que quiero un paraguas cuando graniza y hay un viento de la puta madre? jajajaja vi a una vieja arrastrada por el viento con el paraguas, no debería reirme pero parecia que patinaba sobre Rivadavia y gambeteaba autos, lo hubiera filmado, bueno no se, pero quería preguntar eso, ah y que mierda uso en un dia como hoy para no mojarme y llegar a la facultad? maldito parcial..
Posteado por: Javier | 3 octubre 2007

A Veces No Queremos Soñar

Adiós yo, me puse en una carta, me despedí de mí mismo, contando las últimas monedas para el colectivo, me sentí muy extraño pero se que volveré, adiós me digo y se que pronto leeré mi propia carta, estoy muy despierto y cada vez que miro la hora es la misma, no entiendo y me pongo a pensar.
Quiero envejecer, sigo escribiendo porque se que me voy a terminar, los vasos vacíos en la mesa me dicen que antes estuve por acá, y sigo sin entender, un montón de dias creo que pasaron, recuerdo cuando era todo muy claro y no pensaba, el tiempo recorrió mi cuerpo y no creció, necesito un poco más de aire sin vicio, es extraño mientras escribo creo ya haber leido esto antes, es un parpadeo el que me detiene. Me detiene el canzancio, es de noche, el teléfono enmudeció, quizás mire por la ventana, y vea todo lo que es falso, esas hojas que las lleva el viento y esas personas con caras nubladas que no las necesito, pero sin embargo están, me llevaré todo, incluso aquel dolor que guardé en esa caja vieja, pero voy a dejar algunas cosas como mis fotos.
Estoy en la puerta, esperando que llegue, que llegue el tiempo, un paseo sin morales a observar algo, ya no es lo que en principio creo haber imaginado, si de chico las cosas eran maravillosas, ahora las creo pálidas, sin sorpresas. Por algo será que todo es tan fácil, me mintieron y dijeron discursos, solo para golpearme contra la pared y hacerme creer que todo es una lucha, pero quienes luchan? de mirar ya estoy un poco harto, y de creer en lo que pasa creo que estoy canzado de reir.
Mi salvación, un cigarrillo me pide que lo fume, yo lo miro y lo entiendo, quien quisiera seguir así? cumplo su deseo, y el mío, está llegando la hora, y creo sin embargo que es tarde, creo que ya me fuí.

" Hola, ya me fuí, dejé las cosas en claro, no me siento cómodo en este lugar, los renglones me aprietan, creo que conocés este trazo, soy un puñado de palabras que olvidaste en algun lugar, en algun momento. No te preocupes alguna vez todo esto va a dejar de ser, pero ya dejá de creer, la gente se esta empezando a dar cuenta."

Voy a escribir una carta, me voy a decir adiós, a mí mismo, pero por alguna razón creo que esto ya lo leí; los vasos vacíos sobre la mesa me lo confirman, y las fotos en las paredes se me hacen familiares, debo estar en tu mente, o en la casa del vecino, escribiendo por causas que no se entienden, solo te pido que dejes de soñarme, se me hace tarde para fumar, y ya no me divierte tu mente, cada vez hay menos cosas.

A veces no queremos soñar

 
Javi
Posteado por: Javier | 20 agosto 2007

Principio?

Bueno, para la gente acostumbrada a ver porquerias o nada, acá se sigue con lo mismo, pronto, pero muy pronto….. va a ser peor 

Categorías